Lo que sucede cuando una mujer abraza su soltería.

Hace unos días escuché a alguien decir que “Mujer soltera vale por dos”. Más que valer por dos, se vale por sí misma, pues comprende que no necesita de un segundo corazón para poder vivir feliz realmente.

A pesar de que hay quienes le temen a la soltería, cada vez son más las mujeres que logran comprender que dentro de su interior hay tanto conocimiento que no necesitan de nada ni nadie para sentirse completas. Consecuentemente, estas mujeres acaban enamorándose de sí mismas y de lo bien que se siente estar solas y no depender emocionalmente de nadie.

Las mujeres solteras tienen un solo objetivo en su vida, y ese es el ser felices y que cada paso que den sea solo por ellas mismas. No es un asunto de ser egoístas sino de abrazar la soltería y conseguir la estabilidad emocional correcta como para que, la única causa de renunciar a la soledad sea porque lo desea y no porque lo necesita.

A ellas no les avergüenza ir solas al cine o disfrutar de un paseo al aire libre estando solas, porque llevan consigo a la mejor compañía que pueden tener, es decir, a ellas mismas. Su propia compañía es la mejor terapia para sanar el pasado y disfrutar del presente.

Esto lleva a la conclusión de que lo único que requieres para disfrutar de la vida es tener una buena relación con tu espíritu y tu mente. Son mujeres fuertes y ansiosas de vigor, son denominadas mujeres alfas y pueden brillar en cualquier lugar porque su mayor resplandor nace de la autoconfianza y la seguridad que tienen en sí mismas.

Solo un hombre que le demuestre que tiene muy claro que ella no le necesita, sabrá cómo lidiar con ella para conquistarle, y quizá, solo quizá, hacerle renunciar a esa soltería a la que tan aferrada está en estos momentos.

Solo escogerá a un hombre que la haga sentir más fuerte de lo que ya es y que le exija aún más, mejorar como persona, porque no necesita a alguien que no aporte nada a su vida. Ellas solo renuncian a su soltería por alguien que les haga luchar, aprender y sonreír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *