Un hijo se lleva 9 meses en el vientre, 3 años en los brazos y toda la vid en el corazón.

A menudos cuando los hijos crecen suelen alzar sus alas y emprender su propio vuelo, pero lo que jamas debemos olvidar es que si llegamos a donde estamos es gracias al sacrificio y las noches de desvelo que a menudo nuestros realizaban por nosotros, es a veces cierto el dicho que un padre puede puede mantener a diez hijos, pero los diez hijos no pueden mantener a un padre, no lleguemos a eso, a veces por el ajetreo del día y todo lo que se  nos pueda presentar en nuestro trabajo, nos impida poder comunicarnos con ellos.

A veces cuando estamos lejos del seno familiar, adoptamos las costumbres de los lugares de donde estamos viviendo, y vamos con la idea de trabajar duro, y de poder retribuir de alguna manera todos los esfuerzos que hicieron nuestros padres, pero a medida que va pasando el tiempo, sólo nos preocupamos por tener más ingresos, a veces nos olvidamos de llamarlos, antes lo hacías seguido o interdiario y ahora ya no, es cuando nos acordamos o una vez al mes, es triste pensar que cuando nosotros estábamos enfermos ellos estaban ahí, se desvelaban hasta que estabas sano.

Pero que estas haciendo tu por ellos?, con estas reflexiones especiales, instamos a los hijos a que sean más cariñosos, de nada valdrá toda la riqueza que puedas acumular ahora, dejándolos prácticamente y solos, de seguro siempre te esperan en cada fecha especial, pero jamás llegas, y cuando ellos te llaman les dices que estas ocupado y les regresarás la llamada, pero lo olvidas, por que tu prioridad son otras cosas, que harías si un día te dijeran que tus padres murieron y ya no están mas?.

No resolverás nada con llorar, los lamentos vendrán recién ahí el sentimiento de culpa te embargará, y pensarás en todos los momentos que les dijiste que no tenias tiempo, querrás regresar el tiempo, pero no podrás, será demasiado tarde, de nada servirá llevarle las flores más caras, si en vida jamás les diste nada, y no me refiero a lo material, si no a tu tiempo, por que ellos no pedían nada más.

Visto en: http://videosdereflexion.com/reflexiones-especiales-para-los-hijos/

Sí te gustó este artículo, no olvides de compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *